Resiliencia (Psicología) cómo obtenerla. Hábitos y proceso.

Resiliencia o cómo regresar a tu mejor estado en el menor tiempo posible.

Resiliencia o cómo superar adversidades, problemas, desgracias o pérdida de tu bienestar y felicidad.

Definición

La resiliencia es la capacidad que tiene una persona de recuperarse frente a la adversidad para continuar hacia el futuro.

Afronto con cariño este Post, puesto que lograr ser resiliente es de las cosas que más me han aportado y que más he utilizado en esta vida. Desde aquí, desde mi experiencia personal con las adversidades que hasta ahora he tenido que vivir quiero decirte que me encantaría que trabajaras tú resiliencia, porque sé que es una herramienta extremadamente potente. Qué la vas a necesitar mucho. Seguro conocida por algunos, aquí y ahora desde mi lado personal expongo:

Propiedades de la resiliencia en la física, en los elementos que nos rodean

Dentro de campo de la física es una palabra muy usada para describir una particularidad de cada elemento, en concreto trata de cómo un elemento al que se le ha provocado un cambio, una deformidad, se retuerce, se aplasta, se estira o se dobla, es capaz de recuperar su estado anterior. Aquí podríamos medir su dureza, su capacidad de regresar a su estado normal y el tiempo que tarda en hacerlo.

Psicología y Resiliencia

Pues bien, la psicología se trajo consigo ese término para describir un cualidad de nuestro carácter, de nuestra personalidad, en definitiva una característica común de las personas con alta inteligencia emocional. Algunas veces se copia por un ejemplo cercano y otras se va desarrollando. Ser resiliente se hace, no se nace.

Son resilientes aquellas personas que aceptan que tienen un problema, una tragedia, un mal día, momento o etapa, que aceptan que se encuentran inmersos en la adversidad, que sufren pero que en cuanto son conscientes, observan su problema, comienzan a tomar decisiones, luchan, se mueven en busca de la salida, para poco a poco acercarse momento a momento, minuto a minuto, hora tras hora y día tras día a su mejor estado anterior, no dudando ni un sólo segundo, porque no cabe otra opción que encontrar de nuevo el camino en el que se encontraban, ese camino que estaban disfrutando, enfocados en hacer lo que les gustaba y sintiéndose con plenitud. Son también personas pro activas.

Como trabajar la Resiliencia

No sé cómo se trabaja la resiliencia, pero te puedo contar cómo empecé yo.

Lo primero de todo escribí esa palabra que desconocía y no sabía bien pronunciar jeje en la nevera de mi casa. Siempre todo acaba escrito en la nevera jeje. Lo que quiero decir es una vez más sitiar nuestro cerebro con nuestro objetivo es para mi la primera estrategia en un cambio a realizar.

Segundo. Empecé a leer todo lo que podía sobre esta herramienta, psicología, opiniones, autores reconocidos, blogs…en definitiva, crear mi propia biblioteca, para adaptarla a mi, creo en la personalización de absolutamente todo, medicina, nutrición, entrenamiento deportivo y crecimiento personal.

Y tercero, aquí tuve que hacer introspección y buscar dentro de todos mis defectos y errores comunes del día a día, uno, que me sacara de mi estado de bienestar y colocarlo cómo objetivo para yo de forma consciente poder volver de ese enfado, de ese sufrimiento o problema a una sonrisa y una calma lo antes posible.

Si llegara a conseguir esto tendría la ecuación para volver del sufrimiento a la sonrisa cada vez antes.

Antes de seguir solo quiero aclarar una cosa.

El dolor no se puede evitar. Te rompes una pierna o tienes gastroenteritis eso duele y punto, te aguantas vas a al médico y reflexiónas en la medicina como prevención en vez de lo suite te: me duele algo me dan una pastillita, me alteran químicamente y ya hay alivio. Mejor reflexionar en la causa que lo ha producido¿ no?

Aquello que quiero aclarar es que el sufrimiento es lo siguiente:

Cuando te colocas en el lugar de víctima, sufres. Esto es así, son ciencias de la psicología, punto. Entonces tarea para ti, y para mi también, observarnos cuando sufrimos si nos estamos haciendo la víctima. No hay más. Corriges tu pensamiento y te posiconas en otro lugar, no eres la víctima.

Y me viene a la mente algo que me encanta y es lo siguiente. Si tratas a un niño que posee una discapacidad como un discapacitado, ese niño se va a sentir discapacitado, pero si lo tratas como es, una persona normal, como el resto, y diferente como lo somos cada uno de nosotros, ese niño se sentirá normal porque no lo estás víctimizando. Dicho esto y para arrancar la máquina de la Resiliencia expongo estos pasos:

Hábitos de una persona Resiliente

1. Sitiar tu cerebro con esta palabra, regresar tan pronto como pueda a mi mejor estado de bienestar anterior.

2. Observar tu respuesta mental y emocional ante ese hecho que siendo un problema, disgusto o adversidad te saque de tu estado de plenitud.

3. Relativiza, no magnifiques las cosas, se realista-optimista.

3. La práctica, la más complicada, el día a día, si escoges algún hecho de tu día a día que te puede, ese es tu primer objetivo. La mala noticia es que es una batalla cada día y es cosa entre “ello” y tú. Pero la buena es que aunque pierdas el primer día y el segundo siempre puedes enfrentarte a ello cada nuevo amanecer. Hasta que lo consigas.

Después el nuevo objetivo será hacerlo en el mayor tiempo posible.

Los niños como ejemplo

Fijémonos en los niños, se enfadan mucho, con la madurez cada vez se irán enfadando menos, o no lo mostrarán. Pero a los niños pequeños se les pasa muy rápido el enfado, y eso que el enfado era mayúsculo, algo que no podían perdonar jamás jaja. Bueno, pasan cinco minutos y están riendo otra vez.

Es maravilloso ¿a que sí. Ser como un niño, lo he leído mil veces por ahí pero todos hemos pasado de largo esa reflexión. Son almas puras que aún no han sido contaminadas por el rencor, el orgullo, el odio, no han sido contaminadas porque hay cosas a las que no tienen acceso, ¿y sabes qué? Que son capaces de volver a jugar como si no hubiera pasado nada, reír y reír, aunque se hayan caído y su rodilla sangre, se hayan enfadado para siempre, ellos resilientemente vuelven a jugar a los cinco minutos. Tal vez esa sea nuestra esencia, la de ser felices, con o sin motivo.

¿Cuándo hemos perdido esta capacidad de perdonar rápido?

Cuando hacemos las preguntas correctas aparecen las respuestas que estamos buscando. Vuelve a leer la pregunta anterior, por favor.

Perdonar a los demás, quitarnos ese peso de encima cuanto antes, quitarnos esa carga. Perdonar más rápido. Y perdonarnos a nosotros mismos.

¿Crees que los niños olvidan lo que ha pasado? Sinceramente creo que no, la gran diferencia es que a ellos les compensa estar bien que estar mal. No están cómodos en el papel de víctima, no les compensa perder esa maravillosa vida llena de juegos. Si eres capaz de recordar esa sensación de niñez, cuando eras absolutamente feliz sin nada, entenderás su sentimiento. Entenderás por qué merece la pena.

¿cómo acelerar el proceso de Resiliencia ?

Te propongo que empieces a desarrollar 3 habilidades:

1. Realista optimista, es decir, no te engañes frente a las cosas que te sucedan, venga lo que venga míralo de frente y no lo evites, además sé optimista en su resolución, tu diálogo debe ser:”este problema-adversidad lo voy a resolver”.

2. No intentes controlar lo incontrolable, hay situaciones que se escapan a nuestro control. Pero sí controla tus emociones frente a ellas. De modo que tu reacción sea positiva y tus emociones no te controlen a ti de forma pesimista o destructiva.

3. Adáptate continuamente a los cambios, se flexible. Si te fijas en la naturaleza, los cambios son constantes, día y noche, las estaciones, la metereología etc. Nosotros somos parte de ella y al imitarla actuamos con pureza.

Estas son algunas citas que a mi me mantienen conectado con la Resiliencia:

“Si tiene solución por qué te quejas, si no tiene solución por qué te quejas”

“El 90% de nuestros problemas son las actitudes que tomamos frente a ellos, lo negativo que nuestra mente piensa de ello. El otro 10% es el problema real.”

-Desconozco el autor-

“Si realmente quiero mejorar la situación, puedo trabajar en lo único que tengo el control: Yo mismo”

Stephen Covey

Deja tu comentario, pregunta u opinión y juntos comentamos sobre ello.

2 comentarios sobre “Resiliencia (Psicología) cómo obtenerla. Hábitos y proceso.

  1. […] el equilibrio después de una adversidad (por eso esta directamente relacionado con la resiliencia https://uncafeconreven.com/2018/12/02/resiliencia-psicologia-como-obtenerla-habitos-y-proceso), te permite ser capaz de captar la realidad, sin deformarla por la mente, de esta forma, vives […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s