3 valores que trabajo en mí todos los días.

Aviso !! Este post incluye algún ejercicio práctico!

Lea bien las instrucciones.

En caso de duda deje su comentario abajo!

AUTOESTIMA

¿Me valoro lo suficiente?

Ahora tu ¿Del 1 al 10? punta como te quieres, cómo te ves? la respuesta te va a indicar lo que debes de esforzarte en este punto. Como punto de partida, una autoestima alta nos aporta seguridad, confianza, altos niveles de energía y positivismo. Menos miedos y en consecuencia actuar mejor ante la toma de nuevas decisiones. Quiero hacer una pequeña aclaración, hay que quererse más que gustarse. Según estudios, si te haces muchos selfies te gustas más que te quieres, esto refleja un cierto narcisismo y baja autoestima, esta cualidad de la conducta humana no beneficia un desarrollo personal saludable, puesto que coloca más peso, en la belleza exterior que en la interior. Recordermos una cita celebre que dice:

“El ser humano que comienza a vivir más plenamente por dentro, comienza a vivir más sencillo por fuera” 

No es una elección vivir externamente de forma *minimalista, (ver aclaración al final del post) sino una consecuencia de unas creencias que depositan lo verdaderamente importante en ese lugar al que llamamos alma o corazón.

La autoestima está directamente relacionada con las metas y objetivos que nos ponemos, es lógico, si consigues algo, tu confianza en ti aumenta, si fallas disminuye. Así se comporta nuestra mente. También la aceptación por parte de los demás, obtener su respeto e interés, la mente lo considera importante para estar en confianza con uno mismo. Las personas sensibles suelen tener más dificultades con la autoestima, ya que esta se vuelve más inestable. La vida diaria son cambios, altibajos y conocer que herramientas saludables nos ayudan a mantenerla estable es cuestión de nuestra responsabilidad.

Aquí hoy en día hay un desequilibrio entorno a esto, y es que utilizamos las redes sociales en muchas ocasiones como vitamina para subir nuestra autoestima. La pertenencia a un grupo es necesaria para mantenerla a un nivel saludable, en el momento de la humanidad que vivimos se ha convertido en una autoestima digital. Entorno a este concepto he hablado mucho en diferentes posts anteriores (como por ejemplo aquí) y es que me preocupa bastante sustituir el grupo o la comunidad física por una digital. Creo que hemos colocado una pantalla entre nosotros y los demás humanos. Al menos apartemos esa pantalla por un rato y volvamos a colocar un café entre nosotros y el otro ser que tenemos delante.

Si tuviera que elegir un METODO para subir mi autoestima y créeme que así lo he tenido que hacer en innumerables ocasiones como ser humano que soy, elegiría la práctica diaria de ejercicio físico, correcta nutrición y actividades en grupo.

HUMILDAD

Seamos sinceros, vemos una sola realidad. Lo que nos lleva a pensar que lo que yo veo es lo único que existe. La única realidad que existe. Pero te voy a contar algo que ya sabes. Sólo conocemos una parcela de la realidad y sólo se puede salir de esta parcela con humildad. La humildad es lo opuesto a pensar que somos el centro del universo, el centro de todo. Que sabemos muy poco, que nos equivocamos como cualquier ser humano y que tampoco pasa nada por ello. La humildad hace que dejemos de mirarnos el ombligo y podamos ver hacia afuera, ver a los demás que también están ahí, ver en el otro sus virtudes, sus necesidades, desarrollando más la empatía hacia los demás y colocando nuestra generosa ayuda si alguien lo necesita.

La humildad me hace poder escuchar, participar y aprender mucho más que hablando sin parar. Porque tal vez hemos sido creados con dos ojos y dos orejas para ver y escuchar antes que hablar. Ser humilde día a día para superar los desafíos que la vida me trae y poder aprender de ellos. Ser humilde día a día te aleja de los pensamientos tipo: “todo me pasa siempre a mi” “todo a mi”. No somos el ombligo del mundo, y como decía el gran Emilio Duró en su famosa frase:”

“El mundo no está 4.400 millones de años dando vueltas para joderte a ti”

Porque la humildad impide que te equivoques en lo mismo. Y porque las personas humildes que han llegado a nuestra vida lo hacen con tal impacto que cambian algo en nosotros. Tu también puedes ser ese cambio en los demás.

OPTIMISMO

Vaso medio lleno o medio vacío. Vamos a verlo.

¿Del 1 al 10 cuánto de optimista eres? Quieres saberlo. Te propongo un ejercicio:

  1. Escribe 20 recuerdos del pasado.
  2. ¿Piensas que lo que deseas va a ocurrir en el futuro?
  3. ¿Cómo ves tu presente?

Ahora realiza el ejercicio. Escribelo en un papel. No sigas leyendo, en las respuestas que están a continuación y se encuentran las respuestas.

Conocer las respuestas pueden alterar el resultado y así este ejercicio no te puede ayudar. Una vez realizado el ejercicio y en otro color de bolígrafo ve anotando lo que quieras cambiar según vayas leyendo las explicaciones a las respuestas.

En el primer punto cuenta los recuerdos positivos. De 0 a 10 indica que no ves del todo las cosas de una forma optimista, así que te propongo que realices de nuevo el ejercicio en busca de más de 10 recuerdo positivos. En el segundo ejercicio nos habla del nivel de esperanza que tiene nuestro ser, a más esperanza mas optimismo. La esperanza también se entrena y es necesario nuevamente creer que todo va a salir bien, puesto que es la única manera de cumplir con la Ley de la atracción. Que existe sin dudarlo, ya la ciencia se ha acercado a contarnos los procesos químicos que ocurren en nuestro cerebro, y nos explica que más que atraerlo, somos nosotros quienes lo creamos. (Ley de la atracción). Y el último punto analiza tu estilo explicativo, si ves culpa, negatividad, trata de hacer un giro de 180º. La gran pastilla para la culpa es la de sabernos perdonar, otro tipo de culpa está hacia los demás, la culpa siempre la tienen ellos, en caso que sea verdad, saber perdonar. Pero ni toda la culpa es de los demás ni tampoco nuestra. Pero esto refleja inseguridad, falta de confianza, o que no hemos superado aún un momento de nuestra vida que ha sido difícil. Y por otro lado cuando culpamos siempre a los demás estamos dejando que nuestro ego-defensivo actúe, sin duda, al ego le encanta estar en posesión de la razón y de la verdad.

Como ves tu presente te va a situar en el camino que has elegido ahora en esta vida. Ser optimista es un trabajo del día a día, enfocar la atención en las pequeñas cosas positivas es un aprendizaje para lograr poder ver las oportunidades más adelante.

Me encanta esta reflexión que me ha ayudado en infinidad de ocasiones:

“Escucha a la vida, a veces nos estamos dando de cabezazos contra un muro y la vida nos está diciendo que por ahí vamos mal. Que por ese camino no es. Otras en cambio, todo fluye, estamos conectados, hay abundancia y todo esta llegando. La vida nos dice que sigamos por ese camino”.

Es una reflexión más de nuestro ser al que podríamos llamar, alma, yo espiritual o ser esencial. Esa identidad no material, que a veces se alcanza en la madurez, después de reunir mucho conocimiento, pero que sin duda nos hace conectar con el todo, que es de donde venimos, y al comprenderlo, encontramos el sentido de todo y a su vez un estado mas estable de felicidad. Creo que en él radica el secreto de todo y si fuera un instrumento sería uno de navegación. El más importante. Pero este tema pertenece a otro post.

Tal vez sea la actitud más importante de todas las nombradas, no sólo porque protege contra la enfermedad del SXXI, la depresión, sino porque es directamente la forma de pensamiento, de actuar, que influye en todas las demás.

El optimismo, la autoestima y la humildad se entrenan, entrenando tu desarrollo personal de forma global. En numerosos post he descrito lo importante que es conocer la realidad lo máximo que se pueda. Cuando aumentamos la perspectiva con la que vemos el mundo, aumentamos el tamaño de nuestra realidad.

Es el mismo vaso, con la misma cantidad de agua que de espacio libre. Si vuelcas ese vaso en una jarra de un litro. Es la misma agua, pero ahora ya no ocupa tanto espacio. Solo deseo que cambies el envase, que es tu mente, la abras a nuevas posibilidades, a creer en ti y todo lo que puedes hacer, y todo lo que puedes vivir en esta vida. Sin duda con un envase más grande se ven las cosas mejor.

 


*Aclaración sobre el minimalismo exterior: Es una forma de vivir sin tantas posesiones, tantos abalorios en nuestra manos o cuerpo, sin tantos objetos decorando nuestras casas. Visualmente es más relajarte, puesto que un elevado numero de objetos en nuestras casas o en nuestros cuerpos desvía nuestra atención y nos puede llegar a producir stress. Nos identificamos con la ropa que vestimos, pulseras, abalorios o los relojes grandes que portamos. Estos objetos influyen en la imagen que ven los demás de nosotros mismos. Muchas veces no coincide con la que nosotros tenemos de nosotros.  Reducir los apegos a elementos innecesarios mejora la calidad de vida.

En el hogar, esto no es nuevo, sino que es una doctrina china, llamada feng shui que pretende ocupar los espacios del hogar de una forma consciente y armónica, reduciendo lo innecesario para influir en el positivismo de las personas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s