¿Quién dirige tu vida? ¿tu mente o tú? Tres pasos para ello: 1.- salir del engaño de la mente. 2.-de la inseguridad a la superación del miedo. 3.-mantente en movimiento con un objetivo ilusionante.

¿Quién dirige tu vida? ¿Tu mente o tu? 

Esto es una de las cosas más difíciles de asumir y de transformar por las que he pasado yo. Creo que aceptar que en muchos de los momentos del día a día estamos dominados por acciones automáticas, que si bien nos ayudan, a veces, en otras pecamos de no asumir nosotros el control de nuestras pequeñas decisiones y actos de ese intra día. Es decir, permitir que la mente dirija nuestro cuerpo de ser humano es un error.

Mente que dirige el cuerpo.

La mente nos engaña constantemente, por un lado se siente temerosa y por otro se siente ansiosa de tener lo que no tiene, pero hay algo que no la permite ayudarte, la falta de confianza, la inseguridad y el miedo. Me fascina como actúa el miedo en nosotros, la inseguridad y la no confianza en nosotros. Todo esto esta relacionado entre sí. Quiero tratar de transmitirte como estos tres aspectos de tu mente se pueden entrenar para que puedas dirigirla y ella te ayude a lograr todo lo que quieras.

Salir del engaño de la mente.

La mente te va a decir siempre y repito siempre:

“¿A dónde vas a estar mejor que aquí?”

Este es tu espacio de seguridad, aquí estas a salvo. Afuera están los peligros de hoy en día, que son aquellos pensamientos de: falta de confianza y limitantes, como por ejemplo: que pensarán de ti si te ven haciendo esto, no iré a ese lugar hasta que me vea bien porque sino que pensarán de mi, no quiero hacer el ridículo, no quiero pasar vergüenza, no creo saber lo suficiente de esto para hacer aquello que me apetece ahora, y un largo etc desde el cual permitimos que el miedo que crea la mente te atrape en tu zona de seguridad.

No creer en nosotros mismos hace que nos condenemos a seguir anclados en un lugar físico y mental que no nos gusta y del cual no podemos salir. Pero confiar en nosotros mismos nos permitirá evolucionar, aprender, llegar a transformarnos y dejar salir de dentro de nosotros a ese alguien que está ahí pero ni TU ni YO permitimos que florezca.

Ahora bien, este paso hacia la confianza en uno mismo es algo complejo. La creencia antigua de espacio de comodidad ha quedado obsoleta, esta anticuada y no sirve. Si hablamos de mi generación, digamos, edades entre los 30 y 40 años, seguramente, al menos yo, hemos crecido con una herencia cultural sobre un tipo de éxito en la vida. Ligado a una estabilidad económica, social y personal, es decir, casa propia, grupo de iguales, “los de siempre” y autorealizacion personal tipo: podré comprar lo que quiero, coche, casa, o lo que sea, lograr una serie de comodidades que me lo pongan todo fácil en el día a día. Esto lo he visto yo desde pequeño. Que por mucho que yo cumpliera sus deseos materiales, por la enseñanza cultural, ella jamás se llenaría porque en realidad lo que estaba buscando se encontraba en otro plano diferente.

Pero nadie me contó que esto no aseguraba que mi mente, aún así, no estuviera satisfecha y quisiera más y más. Y ese “más” me alejara de desarrollar los talentos, valores, principios, emociones, o capacidades para  ser feliz o para superar una adversidad.

La nueva era ya está aquí, una era más humana y más preocupada por el ser que por el tener. Por eso cualquier programación antigua de nuestra mente, por cultura antigua, ha dejado de servir, estamos en una nueva era con una mente y forma de pensar que ha caducado, sí repito e insisto HA CADUCADO. He aquí tu evolución y la mía. afortunados de alcanzarla, es el momento más bonito de nuestras vidas. Cuando la mariposa sale de su viejo, limitante y anticuado cuerpo para empezar a volar.

Mi mente, mi cuerpo estaban buscando el ser. Para de este modo los tres juntos, poder entrar en el acuerdo de pensar, actuar y sentir del mismo modo. Llegado hasta aquí no olvides que estamos hablando de confiar en nosotros mismos, solo he querido llevarte hasta el punto donde se puede hacer este cambio. Desde el ser, desde ese lugar, donde todo se entiende con una perspectiva infinita. Dónde lo material no tiene transcendencia,  (salvo la de herramienta para…) porque entendemos el cambio personal de otro modo. Este paso es importante porque desde aquí dejamos la necesidad de tener para asumir  un desconocimiento muy grande, con humildad, para dejar atrás la errónea frase de “ver para creer” y dar el salto trascendental de

“Creer para ver”

Es aquí donde cambia todo, primero cree, para que las cosas, circunstancias, tu vida, cambie. Es el lugar donde se crean las oportunidades, donde se crea la suerte y desde donde yo trabajo día a día. Desde donde he trabajado para superar todas las adversidades creyendo que lo que hago es construir hacia el futuro, que sé que el algoritmo de la creación es el “esfuerzo + tiempo” el que da el resultado deseado. Fuera de esta ecuación no se puede alcanzar ningún deseo.

De la inseguridad a la superación del miedo.

Una vez que me propuse confiar más en mis capacidades, confiar en que soy capaz de lograr aquello que me proponga con esfuerzo y paciencia, entendiendo que ser humilde me sirve para aprender lo que necesito, para mejorar, y empiezo a llevar a cabo pequeños objetivos/retos, el nivel de inseguridad se minimiza paulatinamente. Hay cosas que nos dan miedo y como nos dan miedo, nos hacen sentirnos inseguros. Este bucle no acaba nunca. Por eso tarde mucho en llegar hasta aquí.

Cree que va a pasar, esa siempre es la solución.

 

Mantente en movimiento con un objetivo ilusionante que alcanzar

Este será el combustible para el resto de tu vida, siempre ten un objetivo ilusionante, algo por lo que luchar, algo que haga que día a día te muevas en la dirección que más te acerque a ese objetivo que aunque ahora este lejos, te transformará, y te hará alcanzar algo parecido al nirvana que cuentan en el budismo. Porque ese movimiento físico o mental, no sólo te llegará en forma de aprendizaje o de salud física, sino que se convertirá cuando lo entiendas en uno de los secreto de la propia vida.

La motivación es uno de los mayores secretos de nuestra vida. Porque detrás de esto se cumple una razón de vivir. ¿Para qué vives? ¿ahora mismo cual es tu propósito? ¿cómo te gustaría ser? estás preguntas hay que hacerlas a menudo, a ver si nuestro propósito ha cambiado, no me he dado cuenta y estoy viviendo una vida que no se corresponde con lo aquello que pienso.

Recuerda: Pensar, sentir y actuar de la misma forma

 por último:

La idea más importante de este post

Es abandonar las viejas ideas de aceptar las ordenes de nuestra mente. Día a día hago algo que no quiero hacer, algo que mi mente me dirige para que no lo haga. Algunos motivos  usuales como los  expuestos en el tercer párrafo de este post.

Repito, día a día llévale la contraria a tu mente. Aquello que te esté diciendo que no le apetece hacer, le demuestras quien manda. 

Entiéndase que diferenciamos el bien del mal y estamos asumiendo un correcto comportamiento respecto a los valores que proclaman los derechos humanos. Aclarado esto sigo.

El entrenamiento para dirigir la mente es tan potente que cada vez no solo te constará menos, sino que podrás realizar acciones más y más difíciles para ti. Aquellas que hoy son limitantes, algún día estarán al alcance de tu mano. Porque tendrás una nueva seguridad en ti mismo, porque reducirás tus miedos y porque confiarás de otro modo, mejor que hasta ahora, en el sí puedo. Porque creo que lo conseguiré.


Sé que en el anterior post prometí contaros un nuevo cambio que he hecho en mi vida pero este post que has leído está directamente relacionado con mis últimos aprendizajes. Como los estoy poniendo en práctica y cómo lo he afrontado, pero necesito unos días más para terminar ese algo que estoy preparando para contaros ese cambio.  Pronto lo anunciaré.

Nos “vemos” en breve


Photo by Laurenz Kleinheider on Unsplash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s