NO EXISTE PRÓPOSITO PARA 2020. EXISTE PROPÓSITO DE VIDA

CAMINANDO POR 2020

Para ver con CLARIDAD hace falta abundancia de LUZ.

La LUZ permite ver con precisión. 

Y la PRECISIÓN nos da datos fiables.

Es la mejor forma de comenzar un camino porque nos sitúa donde estamos, de hecho, se hace necesario siempre ver nuestra ubicación, no la del móvil, sino la que mantenemos en nuestra vida. Una vez vista, si no te gusta, te puedes mover. Recuerda que no eres un árbol. ¿o sí?.

Y comenzar un CAMINO es algo que llena de ilusión. Porque la ilusión es el motor de la vida, es la gasolina que todos necesitamos para seguir. Y, si es momento de iniciar un nuevo andar, un nuevo recorrido, una nueva etapa, también es hora de marcarse un propósito.

PROPÓSITO es cumplir con determinación algo que te has prometido. DETERMINACION sin duda, es el valor que nace de nosotros cuando realmente queremos conseguir algo. Si no saldrá una excusa.

EXCUSAS tenemos todos cuando no sabemos a dónde vamos, cuando no conocemos el destino y cuando no sabemos el por qué de todo. La excusa viene por falta de conocimiento, tanto en nosotros por un lado, o de cómo funciona este mundo por otro. Nadie en su sano juicio cambiaría la salud por la enfermedad. Pero la realidad es que la cesta de la compra lleva más kilos de azúcar oculto que de verduras. Que el 26% de los adultos en España no hace ejercicio y hacer ejercicio aumenta la esperanza y calidad de vida reduciendo enfermedades cardiovasculares, segregando en nosotros neurotransmisores de felicidad etc, pero SEGUIMOS CON LAS EXCUSAS.

EL ESFUERZO es una virtud que nos permite alcanzar un objetivo, saber dedicar el tiempo suficiente a algo para obtener una recompensa. LA RECOMPENSA, es el premio al esfuerzo, pero tarda en llegar y llega con paciencia.

LA PACIENCIA es el arte de estar en paz mientras llega lo deseado, y cuando no se cumplen nuestros deseos, sólo nos queda aceptarlo.  LA ACEPTACIÓN nos enseña que hay que seguir buscando la manera, la forma o si hay cosas que no podemos cambiar los que deberemos cambiar somos nosotros.

CAMBIAR nos enseña que dejar lo viejo atrás es parte de la vida. “lo único constante de la vida es el cambio” Por tanto, CAMBIAR constantemente es evolución. La vida es evolución. 

LA EVOLUCION es la finalidad real de nuestra vida, lo llamamos crecer. CRECER, es que cada ser humano suba de nivel, si todos juntos pudiéramos hacer esto, dejaríamos atrás la pobreza intelectual, emocional y mental y ello nos permitiría alcanzar un nuevo mundo. Un mundo mejor. 

UN MUNDO mejor requiere una profunda transformación y no se consigue en un AÑO. 

Y TRASNFORMARNOS, sólo se puede hacer desde nuestro interior.





EL PROPÓSITO REAL, MI PROPÓSITO, NUESTRO PROPÓSITO, 

Ahora después de la oleada de mensajes, propósitos y balances del año que dejamos atrás, siento que es momento de armar una nueva etapa. Pero antes, hay que ver cómo está siendo mi camino, ver que debo repetir y que no. Debo saber que me ha ido bien, donde no volver a pisar y que falta por hacer.

2019 empezó muy complicado, arrastrando de finales de 2018 una situación de tal adversidad que me noqueo duramente. Sin duda, me prometí un propósito claro, ver con claridad el camino para encontrar la música dentro de mí, la risa y volver a sentir la alegría de vivir. 

¡Sin duda, CONSEGUIDO! ¡Aprender que cuando la vida te golpea y noquea aún hay esperanza! ¡Y es, que yo veía, un futuro muy muy claro! Iba a tocar el cielo, costase lo que costase, pero no como antes, lo iba a tocar con tal impacto que iba a retumbar todo el planeta. 

“COMO VEMOS NUESTRO FUTURO DETERMINA COMO VIVIMOS NUESTRO PRESENTE”

Creo que hay cosas que deben seguir en 2020. Seguir siendo valiente, seguir buscando esa simbiosis entre la madre tierra y yo, seguir tratando de sentir minuto a minuto la energía de vivir y la inmensidad de oportunidades que tenemos en este mundo. 

Seguir tratando de conocer y conectar con otras personas, sean de la cultura que fuere. Porque gracias a todas esas personas que he conocido nacidas fuera de mi país, de mi cultura o de mi ciudad, yo hoy soy más rico. 

Dejo el 2019 siendo más rico de corazón, de mente y de pensamiento. Descubrí donde estaba la verdadera riqueza, y me llené de ella. Mi subconsciente siempre me estaba gritando que necesitaba, hasta que un día la hice caso, como no, ella siempre ha sabido más que yo. Dediqué mi tiempo a personas que me hacían sentir bien, y me dediqué tiempo a mí, como a lo largo de mi vida, a estar mucho tiempo solo. Dediqué enorme tiempo a la madre tierra, tanto en sus océanos como en sus montañas.

Así que en 2020, esto también se queda conmigo. 

Dejo el 2019 siendo libre de verdad. Durante mi vida he luchado tímidamente por mi libertad, y digo tímidamente porque sí la he buscado, pero no con tanto ahínco. La verdadera libertad es descubrir que, aquí y ahora, puedo decidir ser como quiero ser. Me he liberado de los prejuicios, me he liberado de juzgar y criticar y sobretodo me he liberado de lo que otros puedan pensar de mí. Soy libre, soy como soy.

Dejo el 2019 conociendo la muerte en profundidad. La muerte no solo viene a enseñarnos que tenemos un temporizador, una cuenta atrás activada y que debemos vivir el presente. No todos calamos hondo y con claridad la palabra presente. Me parece curioso que la propia palabra signifique REGALO. Es tal vez, para ayudarnos a asumir el valor que tiene estar presente aquí y ahora.

La muerte cala muy hondo, porque viene a poner en cuestión todo lo que hasta entonces tenía un sentido, unas reglas y un motivo. Ahora el sentido es otro, las reglas han cambiado y el motivo ni se le parece. 

2019 me enseñó que no era tan fuerte como yo pensaba, y aún así, me convertí en alguien más fuerte de lo que era antes. Aumenté, sin duda, mi capacidad de estar alegre ante las adversidades y aumenté mi valentía. 

2019 me enseño rotundamente que hay que diferenciar entre las cosas que se pueden cambiar y las que no. Por eso en las que sí puedo, aprendí a actuar con libertad.

La libertad por tanto es la libre decisión de pensamiento, y ejecución de tus actos. Esto me ha acercado a mi verdadero yo y le ha dado sentido a un montón de cosas.  ¿motivo existencial? Quién sabe.

El sentido de la vida, wow!! Qué complicado ¿verdad? Sólo desde el lado espiritual puedes conocerlo. ¿quieres llegar a él?

NUESTRO PROPÓSITO ES CRECER. EVOLUCIONAR

Como un ARBOL

Metafóricamente hablando, jeje, pero déjame que te explique, como si fuéramos un árbol, cuál es nuestra forma de crecer.

Como metáfora, si yo fuera un árbol, mis VALORES y mis PRINCIPIOS serían mis raíces, agarradas firmes al suelo, a la madre tierra. Me mantendrán sujeto en los peores temporales, el tronco sin duda, será mi CORAZÓN, con una bondad inamovible, grande y fuerte, capaz de tomar todas las decisiones firmes, sin miedo y capaz de guiar a cada una de las ramas. 

En una de ellas, claramente se encontrará mi salud, el cuidado de mi cuerpo físico de su control y conocimiento, en otra, el conocimiento del universo, de las reglas auténticas que rigen la naturaleza,  también de aquel lugar donde vivo, mi continente, mi país o mi ciudad, en otra, está mi parte más cerebral, aquella psicológica para entender a otros seres humanos, y para entenderme a mí como estoy hecho, por qué me comporto de una u otra manera.  

Casi terminando está mi lado pensante, mi filosofía personal, la que se cuestiona todo, la que razona y la que continuamente se entrena para una buena vida.

La última rama, la espiritual, es la última en nacer, en desarrollarse. Sin el recorrido anterior es difícil transcender. Se hace difícil alcanzar el fondo de tu ser. Es normal, vivimos en un mundo con muchas distracciones, que no voy a nombrar en este post porque ya lo he hecho en innumerables ocasiones. Pero todas estas distracciones nos hacen más pobres de inteligencia, mente y corazón.

Este transcender nos acerca a lo verdaderamente importante y a la vez oculto. Siendo tan difícil alcanzarlo, se entiende después, la energía que aporta este nuevo estado.  Visión, claridad, energía, perspectiva, plenitud, calma, creatividad… Esa rama, es la que esconde quien eres, y que estás destinado a hacer. Parece que estuviera escrito antes de nacer, parece que formara parte de tu y de mi genoma. Pero no se explicarte porque ocurre así, has de sentirlo TU.

Solo sé que el propósito de 2020 no existe, el propósito ES TU VIDA, 2020 solo es parte del camino, tomar nota de 2019 y de aquello que sirvió o aquello que fue un aprendizaje, nos sirve para este. 

El propósito de tu vida no lo marca apuntarse al gimnasio o empezar a hacer crossfit en enero, pero si ayuda a desarrollar tu rama de salud, mejorarla y mejorar el conocimiento de tu cuerpo. Tu estado físico mejora tu autoestima, y tu autoestima mejora tu carácter.

Leer un libro de desarrollo personal, de psicología o filosofía no es un propósito de vida, pero te da el conocimiento necesario para avanzar y que la rama de tu sabiduría reflexiva y psicológica no solo te mejore, sino que mejore tu forma de moverte por el mundo y así mismo, mejore tus relaciones personales.

Reflexionar 15 minutos al día sobre tu comportamiento, sobre las acciones que has tomado en el día y como mejorarlas no es tu propósito de vida, pero te va a ayudar a ser consciente de cómo te comportas y donde debes intervenir para mejorar tu conducta, tomar mejores decisiones y aprender a poner un filtro antes de reaccionar. (se entiende reaccionar, a aquello que no se ve, como juzgar y criticar y también a lo que se ve, que serían reacciones tóxicas, pitar con el claxon, insultar a otro conductor, por ejemplo)

Hacer meditación, respiración consciente no es un propósito de vida, pero te va a ayudar a dirigir tu mente, y dirigir tu mente te va a ayudar a mover tus pensamientos negativos a la papelera de reciclaje.

2020 es un año de mejora igualmente, que tu árbol empiece a crecer de una vez o siga creciendo. ¡Pero no olvides tu fin! CRECER/EVOLUCIONAR.

“Tal como vemos nuestro futuro determina como vivimos nuestro presente. “

Es por eso que yo veo un futuro con la mejor versión de mí mismo, un árbol con un tronco fuerte y unas ramas que se acerquen lo máximo posible al cielo. 

Sin duda me siento así, un árbol donde puedas refugiarte en el sol abrasador, en la tempestad y donde puedas recostarte para leer tranquilamente y aumentar tu conocimiento. Ser un árbol donde sus frutos los pueda recoger cualquiera y se alimenten aquellos, que estén de paso, se queden por un tiempo o se queden indefinidamente…  Los frutos que maduran demasiado, que caen a la madre tierra, que se conviertan en abono de otras semillas, y a su vez en otros arboles…

…Árboles que crezcan a mi lado, con sus raíces, con tronco fuerte y ramas largas, árboles que hagan sombra a este árbol cuando sea viejo,

Porque este es el verdadero sentido de la vida. 

EVOLUCIONAR

Foto: www.freepik.es creado por katemangostar 

6 comentarios sobre “NO EXISTE PRÓPOSITO PARA 2020. EXISTE PROPÓSITO DE VIDA

  1. Aupa Reven,
    Me envanta tu tipo de vida y como la transmites.Te sigo hace un tiempo mas que nada por youtube ya que las nuevas tecnologias no van conmigo (Instagran,facebook,etc…)
    Sigue asi me evado mucho viendote y me ayudas la leche con tus comentarios y reflexiones.
    Gracias

    Le gusta a 1 persona

  2. José, te descubrí en los vídeos de los chicos de la van, enseguida me atrapó tú personalidad, y luego tus vídeos son muy motivadores y excelentes!, de hecho ya te he comentado que eres un gran comunicador (por lo que transmites en tus vídeos, y ahora mismo tu mensaje escrito) me ha encantado lo que has dicho de los frutos, si es verdad, atravez de tus palabras, ayudas y das frutos de alegría y esperanza! Lo digo sinceramente, eres un gran gran comunicador, y me encanta todo el rollo de vida que tienes, simplemente GRACIAS, por motivar y poner tu granito de arena para que este mundo sea mejor, y las personas tratemos de entendernos a nosotros mismo, atraves de tus mensajes positivos!.

    Me gusta

    1. Gracias a ti Gisla por seguir y por leer! Siempre me entusiasma las personas que se ve que quieren crecer! Y eso es lo más mágico de todo esto! Ver una evolución en el mundo, cuando el mundo más nos necesita, un fuerte abrazo

      Me gusta

  3. increíble este últmo post, me ha encantado leerlo, sobre todo la parte final, de como una persona puede transformarse en un árbol y crecer, dar frutos que recojan otras personas para cambiar sus hábitos, y así llevar una vída mejor. Muchas Gracias José, seguiremos leyéndote desde (Cazorla) jaén, Un saludo 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s